Etiquetas

, , , , ,

30 de enero de 2012, paseo fotográfico por la Villa de Ainsa

Cálamo fotográfico viajo a la Comarca del Sobrarbe en el Pirineo Aragonés. Desde Zaragoza y con un recorrido próximo a los 400 Km., visitamos la Villa de L’Aínsa, Boltaña y el embalse de Mediano. Nuestra primera parada L’Aínsa, villa medieval declarada Conjunto Histórico – Artístico, desde 1965. Desde la zona habilitada de parquing, atravesamos las murallas del castillo (S. XI – XVII) , nos acercamos a la oficina de turismo situada en el interior.

Con el tiempo siempre más que ajustado, encontramos la oficina cerrada con un cartel indicativo justificando la ausencia al estar en otro lugar y por espacio de media hora. Lo dejamos y continuamos hacía la Plaza Mayor buscando algún sitio donde poder tomar un café y decidir con la información que disponíamos la ruta a seguir por las viejas calles “restauradas” de la villa.

Pocos fueron los establecimientos hosteleros que encontramos abiertos (lunes – 12.00 horas), así, que decididos por uno, quizás el único en ese momento y lugar, nos encontramos con un propietario realmente acogedor que nos puso al día de la situación económico – comercial de la zona. Hablamos de nieve, de construcción, de hostelería y de turismo, pilares de la economía local. Nada nuevo bajo el sol, de algo que ya todos sabemos aunque algunos todavía se resisten a creer porque seguramente no se ajusta a sus intereses y claro así nos va. Estando en ello, se incorporaron a la tertulia un matrimonio ya felizmente jubilados, llegados años a de la industria conservera, cuando los espárragos todavía eran autóctonos, y mucho antes de que empezaran a traerlos del Perú dejándonos con las latas vacías. Así que con el cariz que tomaba el asunto y con el miedo en el cuerpo a quedar totalmente deprimidos por los acontecimientos, optamos por seguir camino por la calle, para hacer fotos que es, a lo que realmente habíamos ido.

Ya en la calle nos dirigimos al portal que da paso a la calle Mayor, dirección al Portal Bajo para volver a ascender por la calle de Santa Cruz hasta la Iglesia Colegiata de Santa María, encontrándonos con una gran variedad de edificaciones típicas de la comarca (Casa Arnal, Casa Bielsa o Casa Latorre, actualmente Museo de los Oficios y Artes Tradicionales de Aínsa) sus fachadas, sus puertas y portalones, tiradores, aldabas o llamadores “trucadores”, ventanas y rejas, escudos e inscripciones, canaleras y chimeneas troncocónicas coronadas por los espanta brujas, todo un capricho para los ojos de un fotógrafo que teme por la capacidad de su tarjeta de memoria.

De nuevo en la Plaza Mayor vimos de la dificultad de tomar imágenes en su entorno, una misión imposible sin que aparezca algún que otro de los vehículos allí estacionados, a no ser que lleves un ojo de pez o le des de lleno al Photoshop, algo que se me antoja nada procedente. A pesar de ello los balcones y pórticos se dejan fotografiar y siempre puedes sacar algún detalle interesante para poco más tarde tomar desde lo alto de muralla del Castillo la vista general o panorámica del conjunto, aprovechando que los árboles de la plaza se encuentran sin boscaje y totalmente podados.

Dentro de la plaza del Castillo de Ainsa se encuentra varada testigo silenciosa de otra época, una almadía donde arriesgados nabateos bajaban por las caudalosas aguas del Cinca. Ya en lo alto de la muralla magnificas vistas de la Villa de L’Aínsa, la Peña Montañesa y las Tres Soroes (Perdido, Cilindro y Añisclo). Al bajar y si todavía quedan ganas una pequeña excursión de poco más de 200 0 300 m. hace que nos encontremos en el lugar donde según la leyenda se batieron las tropas cristianas y musulmanas, retirándose las últimas ante la milagrosa aparición de una cruz de fuego en la carrasca (año 724). Allí, una Cruz Cubierta conmemora tamaño acontecimiento.

Por la tarde y después de una pequeña parada para tomar fuerzas nos dirigimos a Boltaña, localidad cercana a L’Aínsa, donde paseamos por sus calles, siguiendo haciendo fotos a su arquitectura popular. Como el día acorta y todavía queremos hacer alguna foto del embalse de Mediano, terminamos nuestra particular ronda por Boltaña, para dirigirnos al embalse. Varias fotos con teleobjetivo a la torre de la iglesia del pueblo viejo, todo un icono del prolongado estiaje anual, antes de tomar el camino de regreso a casa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios