Etiquetas

, , , , , , , , ,

Paul Hansen (AP)Imagen del fotógrafo Paul Hansen ganadora del premio World Press Photo of the Year 2012 de la 56ª edición del concurso World Press Photo. En la fotografía aparecen Suhaib Hijazi, de 2 años, y su hermano Muhammad, de 3 años, que murieron al impactar un misil contra su casa durante un ataque aéreo israelí. Su padre Fouad también murió y su madre acabó en cuidados intensivos. Los hermanos de Fouad transportan los cadáveres de los niños a la mezquita para su funeral y posterior entierro en la ciudad de Gaza, Territorios Palestinos, el 20 de noviembre de 2012.

 

El País – Isabel Ferrer – La Haya 20130215.- El fotógrafo sueco Paul Hansen ha ganado la 56º edición del World Press Photo, correspondiente a 2012, con una imagen de Gaza. La imagen muestra la desesperación de dos hombres palestinos que llevan el cadáver de unos niños, muy pequeños, envuelto en sábanas blancas. El galardón es el más importante de su clase en el mundo, y al jurado le ha impresionado la forma en que Hansen ha sabido plasmar esa tragedia: “Ahí está todo, el dolor y el enfado; la desesperación y la pérdida. La fuerza de la foto radica en ese contraste con la inocencia de los pequeños. No se puede olvidar”, ha dicho Mayu Mohanna, miembro peruana del jurado.

Hansen, que trabaja para el diario sueco Dagens Nyheter, explica que los hombres llevaban a los menores por las calles de Gaza hasta la mezquita. El cadáver del padre sigue detrás, en una camilla, y envuelto también en lienzos blancos. Los pequeños, Suhaib Hijzi y su hermano, Mohamed, tenían dos y tres años y perecieron en el bombardeo que destruyó su casa. El misil que reventó el edificio provenía del Ejército israelí.

Bernat Armangue - Gaza 11-2012El fotógrafo español Bernart Armangué (Barcelona, 1978) gana en la categoría de Spot news stories (historias de actualidad) con una imagen también tomada en Gaza, el pasado noviembre, para la agencia Associated Press donde trabaja.

Daniel Ochoa de Olza obtiene un segundo World Press Photo 2013premio en la categoría de Retratos con un reportaje del regreso a los ruedos del torero Juan José Padilla. El fotógrafo también trabaja para la agencia AP. Emilio Morenatti se hace con un tercer premio en la categoría de temas contemporáneos, con una serie de imágenes de las manifestaciones de Barcelona contra los recortes, el 29 de marzo de 2012, para AP.

El español Samuel Aranda fue el vencedor del certamen en 2011, con la imagen de un herido en Yemen durante las revueltas de la primavera árabe. Publicada en The New York Times, y tomada en la capital Sana, mostraba a una mujer cubierta con un velo consolando a un familiar herido.

El World Press Photo fue creado en Holanda en 1955, cuando los fotógrafos nacionales transformaron su propio concurso en uno internacional. El primer trofeo fue entregado en Ámsterdam. La Cámara de Plata holandesa se sigue otorgando, pero el poder de convocatoria de World Press Photo fue inmediato: el primer año, 42 fotógrafos de 11 países presentaron 300 imágenes. Para 1990, los aspirantes al premio sumaban ya 1.280 llegados de 64 países y con 11.043 fotos. Esta vez, han sido 5.666 candidatos de 124 países, con 103.481 fotos en mano. Además de 10.000 euros en efectivo, el ganador Hansen se llevará una cámara Canon y un lote de lentes.

World Press Photo – Awards 2013

Paul-Hansen-RamallahEl País – Naiara Galarraga – Madrid20130215.- El fotógrafo Paul Hansen, sueco de 48 años, estaba la mañana de este viernes en la Redacción de su periódico, el Dagens Nyheter, de Estocolmo. Desde allí ha hablado por teléfono con este diario sobre la imagen con la que ha ganado el World Press Photo 2013. La foto del año es la del funeral de la niña Suhaib Hijazi, su hermano mayor, Mohamed, y su padre, Fuad, muertos en un ataque aéreo israelí que destruyó su casa, en la franja de Gaza, en noviembre pasado. Los tíos paternos llevan los cadáveres de los niños, a los que sigue el cuerpo del cabeza de familia. La madre estaba en la UVI.

Pregunta. ¿Cómo se enteró de que había ganado el Word Press Photo? Respuesta. Fue anoche. Estaba jugando al balonmano y al acabar vi varias llamadas perdidas. Me localizaron a las once de la noche. Al principio no me lo creía.

P. ¿Supo inmediatamente por cuál de sus fotos le premiaban? R. No, lo pregunté y me dijeron que era por esta. Creo que es una foto dura, con mucho contenido. Ganar un premio siempre es una sorpresa. Yo he sido jurado y sé lo difícil que es elegir. Y en este caso eligieron entre más de 102.000.

P. Cuénteme cómo hizo la foto ganadora: Funeral en Gaza. R. He estado en demasiados funerales. A veces se convierten en mítines políticos, donde se gritan eslóganes y donde no hay suficiente espacio para el dolor y la pena. Este funeral era por los niños y por su padre. La madre y una hermana estaban mientras ingresadas en el hospital. Los médicos estaban esperando a que la madre recuperara la consciencia para darle la noticia. Era un momento de muchas emociones.

P. ¿Qué hace distinta esta foto de otras de funerales? R. No tengo ni idea. Iban en procesión en el campo de refugiados de Jabalia, cerca de la mezquita, llorando la muerte de los niños y de su padre. La luz del sol era cegadora, una luz horrible (para hacer fotos) y de repente nos metimos en aquel callejón tan estrecho y una marea de dolor me golpeó. Tuve suerte. Había otros periodistas, incluso se ve alguno en la foto.

P. ¿Estaba solo, con un redactor? R. Trabajar en este periódico, Dagens Nyheter (noticias diarias, en sueco), es un lujo. En Gaza, conmigo, estaban dos redactores y nuestro magnífico traductor, Mohamed Omer. Además, no tenemos que estar enviando constantemente. Podemos trabajar bien las historias y enviarlas cuando las tenemos listas. El contenido es muy importante.

P. ¿Había estado antes en Gaza? R. Sí, varias veces. Empecé a trabajar en este periódico justo cuando estalló la segunda Intifada (en 2000). Las manifestaciones, después la violencia. Nos llegaban muchas fotos pero eran todas parecidas: hombres que tiraban piedras o con tirachinas. Pero no sabíamos quiénes eran, por qué estaban enfadados. Y les dije a mis jefes: tenemos que contar quiénes son estos hombres y adolescentes. Al día siguiente me mandaron a Cisjordania y Gaza. Fue mi primer viaje allí. Desde entonces he seguido el ciclo de violencia, esperanza y desesperación.

P. ¿Cómo empezó en la fotografía? R. Un tío mío me regaló una cámara a los 11 años y hasta hoy.

P. ¿Cuál ha sido su último encargo para el periódico? R. Ayer hice una historia de una familia etíope a la que amenazan con echar del país después de 10 años aquí. Los quieren echar a su país, pero su país es Suecia. ¡Los tres hijos casi hablan solo sueco!

Contraplano reflejado – 29M Barna

Anuncios