Etiquetas

, , , , , ,

Diario de Navarra – Saioa Rolán. Pamplona – 20130714.-  Entre las cuatro y las cinco y media de la mañana, la Curva de Mercaderes comienza a llenarse de cámaras. Se trata de un lugar privilegiado para obtener esa instantánea única del toro a escasos centímetros del objetivo sin jugarse el pescuezo. Fotógrafos en la Curva Mercaderes 1

Una quincena de fotógrafos esperan entre dos o tres horas cada encierro para ‘pillar’ un hueco en el vallado. Lo hacen como si de una pescadería se tratara. Un número por persona hasta completar los 13 huecos. Los adjudica, por orden de llegada, el fotógrafo más madrugador. Quienes se quedan fuera, tienen que buscar otro lugar.Fotógrafos en la Curva Mercaderes 2

El estadounidense John Kimmich repite cada año en ‘la Curva’ desde hace 20 años. Con el antideslizante evitando la caída de los toros en este punto, el veterano fotógrafo confiesa que, “las fotos son menos espectaculares, pero continúan con conservando ‘ese’ encanto”.

Anuncios